Sebastián-10.2- Estructuración de la materia- actividad completar mapa conceptual

• Peso. Es la acción de la gravedad de la Tierra sobre los cuerpos. En los lugares donde la fuerza de
gravedad es menor, por ejemplo, en una montaña o en la Luna, el peso de los cuerpos disminuye.
• Divisibilidad. Es la propiedad que tiene cualquier cuerpo de poder dividirse en pedazos más
pequeños, hasta llegar a las moléculas y los átomos.
• Porosidad. Como los cuerpos están formados por partículas diminutas, éstas dejan entre sí
espacios vacíos llamados poros.
• Elasticidad. Propiedad que tienen los cuerpos de cambiar su forma cuando se les aplica una fuerza
adecuada y de recobrar la forma original cuando se suspende la acción de la fuerza. La elasticidad
tiene un límite, si se sobrepasa el cuerpo sufre una deformación permanente o se rompe. Hay
cuerpos especiales en los cuales se nota esta propiedad, como en una liga, en la hoja de un cuchillo;
en otros, la elasticidad se manifiesta poco, como en el vidrio o en la porcelana.
Propiedades particulares
Son las que tienen determinadas clases de materia, entre ellas tenemos las siguientes:
• Dureza. Es la resistencia que opone un cuerpo al corte, a la penetración y a ser rayado. La materia
más dura que se conoce es el diamante. Son muy blandos la cera, el jabón, etcétera.
• Tenacidad. Es la resistencia que ofrece un cuerpo a romperse o a deformarse cuando se le golpea.
Lo contrario a la tenacidad es la fragilidad. El acero es tenaz y el vidrio es frágil.
• Ductilidad. Es la propiedad que tienen algunas materias, principalmente los metales, de estirarse
para formar hilos o alambres.
Se elaboran alambres de hierro, cobre, aluminio. El oro y la plata son de los más dúctiles porque con
ellos se obtienen los hilos más delgados.
• Maleabilidad. Consiste en la facilidad que tienen algunas materias para extenderse en láminas. Los
metales son maleables. Se hacen láminas de hierro, zinc, estaño, etc. El oro es el más maleable, sus
láminas pueden ser tan delgadas que son transparentes y flotan en el aire.
Propiedades específicas
Las propiedades específicas de algunas sustancias sirven para distinguir unas sustancias de otras.
Propiedades específicas son el color, el brillo, el sabor, el olor, el punto de ebullición, el peso
específico, etcétera.
La naftalina se reconoce por su color blanco y su olor característico. El azúcar, por su color blanco y
su sabor dulce. El agua tiene como propiedades específicas el hervir a los 100° C, y un peso
específico de un gramo por cada centímetro cúbico de volumen. El alcohol se distingue por su olor,
su punto de ebullición que es de 72° C y su peso específico que es menor al del agua.
Peso específico. Es el peso en gramos de un centímetro cúbico de una sustancia.
MEZCLAS Y SUSTANCIAS PURAS
Podemos clasificar la materia por el tipo de componentes que contiene, por tanto podemos
subdividirla en Sustancias Puras y Mezclas.
1. Sustancias Puras: Formadas por un solo tipo de sustancia, poseen una composición fija o definida
en los diferentes estados físicos de la materia (Líquido, sólido y gaseoso), presentan propiedades
características, como la temperatura de ebullición (específica y constante) o la densidad. Estas
pueden ser, los elementos y compuestos químicos.
a) Elementos Químicos: Sustancias simples compuestas por un solo tipo de partículas (átomos) y no
se pueden descomponer en otras sustancias más sencillas. Se representan mediante símbolos en la
tabla periódica (Figura 1), por ejemplo el Oxígeno (O), el Zinc (Zn), el cobre (Cu), el carbono (C), el
sodio (Na), entre otros.
Al unirse dos o más átomos iguales, éstos formarán moléculas, tales como el Ozono (O3) o el
Nitrógeno gaseoso (N2).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *